Descubre el gusto por leer en 10 pasos

Muchas veces, escuchamos que el hábito de leer debe ser inculcado por los padres o por instituciones educativas desde temprana edad. Pero, adquirir el gusto por la lectura después de cierta edad, puede resultar un tanto difícil tomando en cuenta que la tecnología se ha  adueñado del estilo de vida de muchas personas alejándonos de la biblioteca.

La oración “Tengo que leer” se antepone a la indicada “Quiero leer”, pero, ¿cómo hacer para que esta última frase sustituya a la primera?

En este post, descubrirás 10 tips rápidos y efectivos para tener el hábito de leer:

1. Mira los sub-títulos de películas:

Al observar una película con sub-títulos, disfrutarás de las increíbles escenas mientras tu cerebro se va acostumbrando automáticamente a leer las líneas que cada uno de los actores se encuentran emitiendo.

 2. Utiliza  periódicos o revistas para leer temas de tu interés:

Porque el lenguaje escrito en estos medios, suele ser de carácter ligero y acorde al estilo o gusto de cada quien, además, aprovechas la oportunidad para enterarte de los sucesos que acontecen en tu entorno o de noticias que sean de tu interés. Esto te ayudará a tomar amor a la lectura poco a poco.

3. Selecciona libros cortos:

Una de las razones por la que las personas que no tienen el hábito de leer le huyen constantemente a la lectura, es porque se sienten abrumadas al encontrarse con un grande y extenso libro frente a ellos. Si quieres incorporar la lectura a tu vida, lo más recomendable es que comiences con pequeños relatos, cuentos o libros pequeños.

Nadie puede sentir estimulo al tomar en sus manos una enciclopedia por primera vez.

4.  Lee 5 páginas de tu libro favorito en tu tiempo libre:

Existen lectores feroces y pasivos. Los lectores feroces son aquellos que pueden devorarse los primeros cinco capítulos de un libro en tan solo una hora, y detrás de ellos, se encuentran los lectores pasivos,  a quienes se les hace muy difícil digerir más de 5 páginas al día.

Si te sientes identificado con la segunda opción, lo mejor será que optes por leer 5 páginas cada día de tu libro favorito. Elige momentos agradables y tranquilos: como el break de tu hora de trabajo, en la tarde a la hora de la merienda o antes de irte a dormir.

5. Busca un lugar tranquilo y armonioso:

A muchas personas se les dificulta leer en un ambiente muy ruidoso y  en donde las distracciones estén a la vuelta de la esquina. Para practicar la lectura, siempre elige un lugar en donde te sientes cómodo y en calma: tu habitación, sala de estar, la biblioteca de la casa, entre otros.

6. Lleva un libro a un vehículo de transporte:

De viaje en tren, en el auto de tu familia, o en avión; un libro siempre será un buen acompañante para relajarte. Esto puede ser ideal para aquellas personas que les da nervios viajar o que se sienten muy impacientes por llegar a su destino.

7. Despierta tu imaginación en unas merecidas vacaciones:

Cuando decides tomar unas vacaciones y desconectarte del mundo, leer en medio de un ambiente armonioso o paradisiaco puede relajar tanto tu cuerpo como tu alma.

8. Lee libros a tus hijos:

Esta es una increíble opción para incorporar el amor de la lectura tanto en tu vida como en la de tus pequeños. Además, se ha ha comprobado que las personas que leen en voz alta les es mucho más fácil procesar la información que están recibiendo.

9. Aprovecha momentos tediosos para leer:

Mientras estás esperando que te atiendan en el banco, a la espera de un encuentro con un ejecutivo del trabajo o un almuerzo con tus amigos; a veces, estos molestos momentos de impaciencia, pueden servirnos para llevar nuestra atención hacia un tópico más importante, y es posible que este se encuentre en las infinitas páginas llenas de tinta.

10. Descubre los beneficios de la lectura:

¿Recuerdan cuando eran infantes y su madre les repetía todas las razones por las que tenían que comerse esa desagradable ensalada? Bueno, exactamente eso haremos en este post.

 A continuación les mostraremos todos los beneficios de tomar ese “aburrido libro”:

  • Mejor pensamiento analítico
  • Mas memoria y concentración
  • Mejor ortografía y gramática
  • Aprendes cosas nuevas
  • Mantiene tu cuerpo joven, relajándote y disminuyendo el estrés.
Comparte nuestro contenido... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn