¿Cómo crear buenos hábitos de lectura en tus hijos?

En la actualidad, crear un buen hábito de lectura en los niños es difícil, la tecnología juega un papel fundamental en este hecho.  A menudo los pequeños llevan toda su atención al televisor, computador o dispositivos móviles, dejando a un lado actividades enriquecedoras como leer un libro.

Pero ¿Por qué es importante la lectura?

Es elemental saber que la lectura aporta grandes beneficios a lo largo de nuestras vidas  en materia de educación, cultura y por supuesto desarrollo personal.

Un dato sobresaliente es que la lectura se inculca desde temprana edad, pero, el tiempo no se ha terminado, aún puedes tomar el rumbo correcto para hacer crecer la semilla del amor por la lectura en la vida de tus niños.

Si te preguntas porqué es  tan importante la lectura, la respuesta es simple: por la capacidad de desarrollo, concentración y aprendizaje que se adquiere gracias a ella.

Conoce las mejores ideas para crear el hábito de lectura en tus hijos

Biblioteca infantil:

Llevar a los niños de paseo a un espacio lleno de libros será una actividad simple y divertida para ellos, que puede resultar ser un excelente primer paso para iniciarlos en la lectura.

Muchos de estos lugares cuentan con instalaciones creativas que ayudarán al niño a incorporarse en un mundo externo donde los libros y él se convierten en grande amigos.

Juegos que incorporen libros:

Compra un par de libros que contengan historias de sus películas favoritas y recrea las escenas en compañía de tus hijos. Invítalos a leer los diálogos de sus personajes favoritos y tú también lee con ellos.

Puedes hacer de esta actividad algo habitual en la rutina diaria de los pequeños.

Libros electrónicos y aplicaciones de lectura:

Si tu hijo es un fanático de la tecnología, que le desagrada rotundamente la idea de tocar un “aburrido” libro, debes optar por promover el hábito de la lectura, sin desafiar sus gustos y aficiones.

Existen libros electrónicos y aplicaciones interactivas, con las que él podrá sentirse a gusto y despertar su  interés por actividades que ayudarán a aumentar su imaginación y creatividad.

Juguetes que fomenten la lectura:

Optar por juguetes interactivos que inviten a leer al niño desde su etapa como infante, puede ser de gran ayuda para los pequeños que se encuentren en la edad de tres a cuatro años.

Un cuento antes de dormir:

Leerles una pequeña historia a tus hijos antes de dormir, no solo los ayudará a conciliar el sueño sino también podrá implementar en ellos inconscientemente una relación amigable con la lectura.

Enseñándole al niño, que los libros siempre serán una buena opción para entrar a un mundo seguro y divertido, con la confianza de que siempre estarás allí al cerrar la portada.

Contacto directo con los libros:

Si le muestras a tus hijos interés por la lectura, ellos te tomarán de ejemplo y seguirán el mismo camino.

De compras a la librería:

Lleva a tus pequeños a la librería para que ellos mismos seleccionen el libro que más les atraiga, seguramente se inclinarán por uno colorido, con sus personajes favoritos e interactivos.

Sea cuál sea su gusto, la meta es que al llegar a casa se interesen por la lectura de su regalo.  

Especialistas en lectura aseguran que leer es un hábito y un placer que se adquiere a partir de la niñez.

 

 

 

Comparte nuestro contenido... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn